Skip to content

De Abogados especializados en tecnología y abogados tecnológicos

14 diciembre, 2015

EL pasado viernes se celebró el Congreso de Enatic, con bastante trascendencia en Redes Sociales, y un buen número de ponentes. Entre ellos ha destacado la intervención de Garrigues Walker, donde vienen a recoger una cita del mismo:

“El déficit de abogados digitales en España es tremendo”

Esta frase puede suponer dos cosas, que no hay suficientes abogados especializados en el Derecho Digital, o que no existen los suficientes abogados con conocimientos en Derecho Digital, es decir, se puede referir a Abogados especializados en tecnología o a  abogados tecnológicos.

En mi caso creo que se refiere a abogados digitales, es decir, abogados especializados en tecnología  que como bien indica, somo pocos , pero este hecho no me parece tan grave como  la carencia de abogados especializados en este tema, sino más aun la carencia de conocimientos de esta rama en muchos compañeros, es decir, la carencia de abogados tecnológicos.

Lo primero, que es un abogado tecnológico, pues algo tan simple como un abogado que se ha adaptado al completo, incluido ámbito normativo, al ámbito tecnológico, y mi experiencia me dice que cada vez que me toca ponerme frente a compañeros no especializados en la materia para hacer charlas o formaciones al respecto, existe un gran desconocimiento al respecto, ya no sólo a elementos que pueden ser más complicados de identificar dentro del marco digital, como puede ser la consideración jurídica de un twit, o hasta donde llegan los derechos de difusión de contenidos sujetos a PI en redes sociales, sino que en elementos mucho frecuentes, como puede ser el uso de Whatsapp con sus clientes, la aportación de documentos electrónicos como medios de prueba (Whatsapp o correos electrónicos) o las posibilidades de acreditar los contenidos de las páginas webs son elementos que en muchos casos se deberían controlar casi que por cualquier letrado, pero que no obstante, no sucede, y es más, en muchos casos, el tratar de informar sobre como hacerlo correctamente llega a provocar incluso rechazo al respecto. Es decir, si existen pocos abogados especializados en derecho tecnológico, en proporción, son menos los abogados tecnológicos.

El motivo, pues la verdad no tengo la certeza, tal vez estemos demasiado ocupados o veamos excesivamente difícil el acceso a este tipo de conocimiento para incluso llegar a plantearlo, o incluso porque los propios jueces no consideren igual los mismos elementos digitales en función de donde se plantee

No obstante, si que existen unas claras necesidades dentro de este marco, que, a mi modesto entender serían:

  • Una reforma en determinados ámbitos, en especial, las leyes de enjuiciamiento civil y penal, para determinar de una forma taxativa estos nuevos medios de prueba a disposición del abogado y como deben ser entendidos, no porque en la actualidad no sean utilizables, sino porque en muchos casos no queda claro ni se valoran de igual manera.
  • Una adaptación de los abogados a nuevos marcos digitales a través de sistemas modernos y ágiles, conforme al resto del mundo empresarial (Porque no, Lexnet no es, ni agil, ni moderno).
  • Formar en las facultades en estos nuevos ámbitos de trabajo como son Internet y todo lo referente al derecho digital.
  • Por último y más importante, que la Abogacía en general, se adapte, al fin, al Siglo XXI en el que vivimos.

Pero lo peor de estas lineas es que quienes las lean, ya sabrán esto…

 

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: