Skip to content

De Privacidad y Torpes

13 enero, 2014

Como alguno sabrá, ,me he puesto varios propósitos profesionales para este año, en especial, un nuevo proyecto en Zaragoza con la colaboración de algunos compañeros de la capital maña como Alfredo Herranz y Tomás Arinez, un canal de Youtube, donde trataré de explicar algunas cosas acerca del Derecho de las nuevas tecnologías, en un tono, digamos, algo más distendido y por último pero no menos importante, escribir un libro donde acercar al usuario medio los riesgos sobre la privacidad en Internet y los modos de evitar los mismos.

Y es este primer proyecto el que va más rápido y el que quiero compartir con ustedes, a modo de Sneak peak, así a continuación les dejo un capítulo del mismo (Es tan sólo un borrador), y a poder ser, que me den su valoración, su crítica (A poder ser constructiva) o lo que sea.

Así sin más dilación, les dejo con este segundo capítulo, sinceramente, espero que les guste:

Capitulo II: Internet es el mal

 

Si pensabais que con esas cuatro líneas para hacer publicidad a mis amigos de la rae, para definir los conceptos básicos del título del libro la introducción estaba acabada… vais “apañados” (De hecho, no tengo muy claro donde acabará la introducción o si es que lo hará algún día…)

Ahora toca poner en contexto donde debemos dejar de ser torpes para pasar a ser unos usuarios completamente correctos y ordenados en esa llamada como vida 2.0 (3.0 dicen algunos), y no es otro que, como ya habrán adivinado los más avispados (O los que se hayan leído el título de este capítulo), Internet.

 

Hagamos un poco de historia, Internet nace allá por  1969, cuando se estableció la primera conexión de computadoras, conocida como Arpanet, entre tres universidades en California y una en Utah, como no, en Estados Unidos, después, en 1990, su uso se difundió hasta lo que en la actualidad ha llegado a través del protocolo de comunicación World Wide Web, o las tres WWW que inundan los navegadores de todo el mundo y que ha pasado a estar presente, ya no sólo en los ordenadores, sino también en coches, televisores e incluso cocinas.

 

Así, poco a poco, y nodo a nodo, Internet se fue transformado en parte de nuestra vida, los data centers se fueron llenando de información nuestra, y de esa forma, pasamos a estar desnudos en la red, pasando así , para muchos, de una fantástica herramienta a ser lo más semejante al mal en la tierra.

 

Y la pregunta aquí debe ser, ¿De quien es la culpa?, ese ente llamado Internet quien , cual Skynet (Esta la podeis mirar en IMDB que en la RAE no aparece) ,ha tomado consciencia propia y ha comenzado su conquista contra los usuarios a base de almacenar datos y hacerlos públicos? o es que tal vez hemos hecho un mal uso de la herramienta?.

 

Si bien es cierto que no hay una respuesta única a estas preguntas, y sin querer entrar en ciertos escándalos que han existido con respecto violaciones de privacidad (NSA You know what I mean) o como gran parte de las administraciones y entidades públicas españolas no acaban de comprender el tema de la privacidad de los datos de los usuarios (Tribunales y juzgados, mola mucho eso de que le llegue la notificación a un presunto ladrón de la persona que lo denuncia con nombre y DNI, es sumamente seguro…) si que es cierto que la evolución de Internet ha sido gestionada por sus usuarios, y estos han ido  al principio dando acceso a sus esferas de la vida, desde de la más pública, buscar cosas por Internet, reservar un viaje o consultar dudas; para acabar entrando en las más privada de nuestras esferas, sinó, que alguien me explique porque cada dos por tres veo fotos de ecografías en mi muro de facebook, por no hablar de esas fotos en la playa con poca ropa (Para lo bueno y para lo malo), las comidas en Instagram (Y no sean mal pensados) y un largo etcétera de comportamientos que por definición son privados y que por uno u otro motivo han pasado ha ser del dominio de cualquier interesado en ellos.

 

Es por esto por la que gran mayoría de los usuarios, yo incluido, en algún momento hemos sido torpes digitales con respecto a nuestra privacidad y es para eso para lo que estoy escribiendo este libro, para en la medida de lo posible (Los torpes son como las meigas, haberlos haylos y siempre los habrá) esa torpeza desaparezca y en especial, seamos un poco más responsables con los datos, información y contenidos que compartimos a través de Internet, a la vez que conozcamos nuestros derechos a nivel nacional en este sentido.

 

Para ello, la idea es ir paso a paso, tocando los aspectos de la privacidad en que más comúnmente solemos fallar, para conocer porqué es así y como podemos evitar este tipo de “errores”

 

Para ello, vamos a proceder a pasar por, las que son a mi entender, las 5 grandes torpezas que podemos llevar a cabo en Internet, lo que he venido a llamar el TORP 5, y que después tendrán un desglose más profundo a lo largo de los capítulos del libro, así comencemos con este primer:

 

TORP : Internet

 

TORP 5.- Cuento toda mi vida en Internet

 

Esto es un clásico y es que el algo que ya debes asumir “A nadie le interesa toda tu vida”, si a nadie, ni a tu madre le interesa si te acabas de duchar, la de veces que has ido al baño o si esta noche te vas de fiesta con “fulanito”, y mucho menos cosas como, y esto es un twit real “Chuparsela a un italiano, logro desbloqueado” y perlas similares que circulan por la red.

Con esto lo que quiero dar a entender es que Internet es una gran herramienta, pero si somos nosotros mismos los que vamos contando todo por ahí (Ya sea desde foros a redes sociales pasando por blogs y similares), no podemos quejarnos entonces de que la privacidad sea tan dificil de conseguir, ya que somos nosotros mismos los que la tiramos por el retrete.

 

TORP 4 100% Geolocalizado

 

Aunque después tendremos un capítulo dedicado a esto expresamente, la geolocalización es lo más util, y a su vez peligroso de las herramientas que tenemos en Internet, y por eso debemos prestar especial atención a la misma.

Que haya aplicaciones como Yelp o la más que conocida Foursquare que basan su negocio (Y su gracia por decirlo de algún modo) en la misma, pues pase, pero que Facebook , Twitter o la propia google quieran saber donde estamos (Y lo consigan) a cada momento, es algo que no debemos menospreciar.

 

Así, pase, que geolocalices cuando vas a un evento importante, pero…que localices tu casa y hagas check in cada vez que vuelves no dice mucho de ti (Bueno, tal vez dice que eres un poco imbécil), así que a todos aquellos que lo habeis hecho, ya estáis tardando en borrarlo, que si después os roban la casa, no quiero llantos….

 

TORP 3 Fotos, fotos y más fotos

 

Lo que tiene tener un smartphone con una cámara más potente que una Canon de hace cuatro años (Y que costó más que el sueldo medio de un españolito de a pié) es que tendemos a hacer fotos de todo, desde el arbol que está en frente de casa, al almuerzo del dia, pasando por las “cachas” de la morena del metro.

Es decir, hemos perdido el criterio de lo que es interesante y lo que no , y aun peor, hemos perdido el sentido de la legalidad en Internet, así, si no te quieres enfrentar a una demanda por violación de los derechos de imagen de alguien (Por no hablar de la “guantá” que te puede soltar tu amiga por subir esa foto donde parece estar embarazada, sin estarlo), planteate, aunque sea treinta segundos, si la foto que está subiendo de una persona que no eres tu, le gustará a la misma, o sino, si a ti te gustaría que te publicasen dicha foto sin tu consentimiento, tal vez te lleves una sorpresa..

 

TORP 2: Siguiente, siguiente, siguiente

 

O continuar, continuar, continuar, que también podría llamarse este torp, que podría pelear y mucho con el Torp 1 de esta lista por su repetición, y es que casi nadie se para a leer lo que instala o autoriza, ya sea en su tablet, pc o Smartphone y después llegan las sorpresas…

Me refiero a las condiciones generales del contrato, o también conocidas como condiciones de uso que aceptamos, y por tanto “firmamos” cada vez que instalamos algo en nuestros equipos, o tan sólo, nos registramos en una determinada web, es decir, estamos firmando un contrato cuando llevamos a cabo dichas gestiones y debemos darle la importancia que tiene.

 

Y el porqué de la torpeza, pues es simple, no leemos, aceptamos con ese famoso siguiente, siguiente, siguiente lo que nos echen, ya sea que nos envíen correos electrónicos o un derecho de pernada con respecto a nuestro futuro matrimonio y el de nuestras diez generaciones posteriores nos daría lo mismo, ya que no lo veríamos.

Así debemos acostumbrarnos a leer lo que estamos aceptando, y sólo en el caso de que nos interese la contraprestación que tenemos a cambio, aceptar, sino, no te extrañe tener la cuenta de correo saturada de SPAM y que tus datos pululen por toda la red, ya que eres tu quien lo ha consentido y autorizado

TORP 1: Menores, menores everywhere…

 

El tema de los menores es especialmente delicado, y temas como el sexting no son aspectos con los que encuentre cómodo hacer bromas, no obstante, si que hay que hacer una pequeña reflexión al respecto de los menores, aunque después lo toque con mayor desarrollo y es el hecho de que aparezcan en Internet sin su consentimiento (Y sin que exista una habilitación legal para que subas fotos de los mismos) Y sirva para ello un ejemplo que utilizado muchas veces, “personas que se quejan de la falta de privacidad de Internet, pero tienen su perfil de Facebook minado de fotos de sus hijos”. Que yo entiendo que tu hijo/primo/sobrino te parezca lo más bonito del mundo (aunque pueda ser más feo que pegarle a tu padre con la escobilla del water), pero eso no te autoriza a que subas imágenes de él a ningún sitio, y mucho menos, a que las mismas se compartan por todas las vías posibles, así que como decía antes con las imágenes, y en este caso con mucha más razón, mucho cuidado con las imágenes de menores, ya que incluso estáis pudiendo cometer un delito.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: