Skip to content

De emplazamiento publicitario y Redes Sociales II: ¿Son las Redes Sociales Medios de Comunicación audiovisual?

6 noviembre, 2013

Si ayer comenzaba con la primer parte de este artículo destinado a analizar si existe el emplazamiento publicitario en las Redes Sociales (En adelante RRSS) y donde empezábamos a sentar las bases de dicha posibilidad, toca hoy continuar con esta figura al momento en el que nos quedamos ayer,  es decir, discernir si una Red Social, o mejor dicho, determinadas Redes Sociales o páginas web fuera del mundo periodístico pueden ser consideradas como medios de comunicación audiovisual.

Para ello, como indicaba ayer, debemos acudir al artículo 2 de la Ley de Comunicación audiovisual donde dice que serán tales “La persona física o jurídica que tiene el control efectivo, esto es, la dirección editorial,sobre la selección de los programas y contenidos y su organización en un canal”

Y con esta definición bastante laxa, debemos trabajar, y sobre ello debemos hacer una consideración principal, ya que si partimos de una interpretación histórica y literal de la norma, va a ser en absoluto posible hacer que las RRSS sean medios de comunicación, por lo que en primer término, debemos despegarnos del concepto clásico de medio de comunicación para poder llevar a cabo esta interpretación, toda vez que la evolución de las webs, y especialmente, de las Redes Sociales mayoritarias y sus modelos de publicidad han sufrido una evolución que ha dejado la ley anticuada, y dudo mucho que el legislador al momento de su redacción, pudiese siquiera llegar a pensar que figuras publicitarias que estaban en cine o televisión, llegasen a verse por Internet.

Lo primero que llama la atención es obvio, a nivel subjetivo, el encuadre es posible , ya que las redes sociales son por norma general, personas jurídicas, por lo que podría encuadrar y dentro de sus funciones o capacidadades hacen uso y alojan contenidos de carácter audiovisual.

Lo segundo, ya se hace más complicado, que tenga un control efectivo sobre los contenidos de su canal, para ello, debemos averiguar a que se refiere el legislador con que tenga dicho control:

Normalmente, la labor editorial se ha venido entendiendo como las gestiones por parte del prestador de seleccionar, modificar o incluso suprimir contenidos dentro de su medio de comunicación como puede inferirse del texto de la sentencia 289/2010 de los Juzgados de lo Mercantil de Madrid ya mencionada, de tal modo que, si la labor editorial se entiende como tal, la dirección editorial, es la capacidad efectiva de llevar a cabo dichas funciones, y es aquí donde surge la duda, existe en las RRSS dicha capacidad.

Desde mi punto de vista si, las redes sociales no son HAL9000, no son una inteligencia artificial carente de gestión humana, las redes sociales dan información en función de un código programado para que así sea, y es ahí donde aparece la dirección editorial, sino, como explicar que hagan negocio con la publicidad a través de las entradas patrocinadas, o de los banners laterales en función a tus gustos, están decidiendo que mostrar, como y cuando.

Pero es más, dicha dirección editorial subyace también en la moderación de contenidos, y siguiendo con el e ejemplo no son pocas veces las que Facebook elimina un contenido de una página o un usuario de forma automática porque viola sus “políticas”, es decir, están aplicando unas normas de publicación, que no dejan de ser políticas editoriales de una forma automática, pero que para que funcionen, antes han tenido que ser fijadas de forma voluntaria en el código.

En síntesis, no existe norma escrita que obligue a que una política editorial tenga que estar fijada a controlar todo su contenido, por tanto podemos entender que publicar todo, salvo lo que esté prohibido e incentivar la publicación de determinados contenidos también debe ser considerado como capacidad editorial, en especial, cuando tu sistema de negocio se basa en ello.

En este sentido, el maestro Lessig, ya lo dice en su libro The Code, “Quien tiene el código, tiene el poder”, ya que en Internet las reglas no están escritas como en el caso de una televisión o un periódico, las funciones pueden preestablecerse a través del código sin que sea necesaria después una ejecución personal para que se lleven a cabo las mismas, y  por ello, la programación de ese código debe considerarse como una nueva dirección editorial dentro del marco que nos ocupa.

No obstante lo anterior, con esto no quiero decir que cualquier  Red Social pueda ser considerada como medio de comunicación audiovisual, tan sólo aquellas que cumplan con una serie de requisitos que podríamos definir como los siguientes:

– Que alojen contenidos de carácter audiovisual.

– Que de su actividad se infieran, ya sea de forma manual o automatizada, una labor editorial caracterizada por suprimir, crear o incentivar la publicación de determinados contenidos dentro de modelo de negocio.

Así, para cerrar el círculo, del post anterior, si por los motivos ya mostrados entendemos  que la Red Social puede ser entendida como medio de comunicación audiovisual, lo que nos encontramos a diario no es más que un emplazamiento publicitario.

No obstante, esto es sólo mi punto de vista, y que en la actualidad, se aleja bastante de lo que hacen los tribunales.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: