Skip to content

De difusión de imágenes y cuerpos de seguridad del Estado

29 abril, 2013

Desde el miércoles 24 viene corriendo por las distintas redes sociales, servicios de mensajería instantánea y demás una imagen de dos miembros del cuerpo de la policía local de Sevilla, en la cual los dos funcionarios públicos ostentan públicamente un fajo de multas, todas ellas recaudadas en la Feria de Abril, haciendo una ostentación completamente innecesaria de su función sancionadora, en especial en una época como la actual donde el dinero precisamente no sobra, y en este sentido el Ayuntamiento de Sevilla ya ha comunicado el inicio de un expediente disciplinario a los agentes.

Imagen de los policías de Diario de Sevilla

Si bien al principio en  la imagen que se difundió, o al menos a la que yo tuve acceso, los rostros de los policías locales aparecían pixeladas, ha aparecido una segunda imagen en la que si que aparece el rostro de los mismos. Ayer mismo, comentaba en Facebook, y no sin cierta controversia lo poco recomendable que es difundir dicha imagen sin tener el consentimiento expreso de sus titulares, y más aun, tratándose de dos miembros de los cuerpos de seguridad del Estado, ahora , con mas tiempo y espacio, trataré de explicar por que no se debe llevar a cabo este tipo de conductas.

 

Para ver de forma global que supone compartir estas imágenes de los agentes a cara descubierta  debemos distinguir entre dos vulneraciones distintas posibles, por un lado, la existencia de un delito contra la privacidad de los recogidos por el Título X Capítulo Primero del Código Penal, en este caso, los apartados 1 y 2 del artículo 197 del código penal y por otro el ilícito civil derivado de la difusión de imágenes de tercero sin consentimiento de los mismos, con la indemnización por daños y perjuicios que puede traer aparejada.

Iniciando con el ámbito penal, en el supuesto de que la imagen haya sido robada del terminal o cámara con la que fue tomada sin el consentimiento de los policías locales fotografiados, nos encontraríamos ante el tipo del artículo 197.1 del código penal, es decir, de revelación de secretos:

1. El que, para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, se apodere de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico o cualesquiera otros documentos o efectos personales o intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación, será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses.

Así, así, si dicha imagen hubiese sido obtenida de manera ilegal, y recordemos, una imagen se entiende como un dato personal, esto podría dar lugar a la aplicación del punto segundo de ese mismo artículo:

2. Las mismas penas se impondrán al que, sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado. Iguales penas se impondrán a quien, sin estar autorizado, acceda por cualquier medio a los mismos y a quien los altere o utilice en perjuicio del titular de los datos o de un tercero.

Es decir, al utilizar la imagen en redes sociales en perjuicio de los agentes fotografiados podría dar lugar conforme indica el mismo artículo a responsabilidad penal, ya que una imagen es, por definición, también un dato personal (Cualquier elemento que identifique o haga identificable al sujeto propietario de dichos datos) y la existencia de un perjuicio con dicha difusión para los agentes es obvia.

No obstante todo lo anterior, para que esto sea así debe darse un primer hecho, la ilegalidad en la obtención de la imagen, algo que, según parece, no se ha producido, no obstante, nunca está de más preverlo.

Una vez visto el ámbito penal, debemos acudir a la vía civil, y que puede suponer la difusión de estas imágenes.

Empezando con la captación de imágenes, para tomar una fotografía tenemos que tener en cualquier caso, salvo en los supuestos de hechos noticiables donde la aparición sea accesoria, el consentimiento de la persona que aparece en la fotografía, en este sentido, es obvio que la captación es voluntaria dado el posado de los agentes de la autoridad, esta necesidad se justifica en lo regulado por la  Ley sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen 1/1982 en su artículo 2.2, así como la propia Constitución Española en su artículo 18.

Ahora bien, si la captación en el caso de esta imagen está, según parece justificada como ya he comentado anteriormente, el problema viene en su segunda parte, la difusión de una imagen sobre la que no existe consentimiento para su difusión.

En este sentido, como la mencionada ley 1/82  fija  en el mencionado artículo:

“No se apreciará la existencia de intromisión ilegítima en el ámbito protegido cuando estuviere expresamente autorizada por Ley o cuando el titular del derecho hubiere otorgado al efecto su consentimiento expreso”

Siendo el artículo 7 de esta norma, la que viene a fijar que se considera intromisión ilegítima, y más concretamente, el apartado 5, es el que encuadraría en la conducta que venimos describiendo:

La captación, reproducción o publicación por fotografía, filme o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos, salvo los casos previstos en el artículo 8.2.”

Y para finalizar, el Artículo 9 viene a recoger las posibles consecuencias derivadas de llevar a cabo dichas intromisiones, que en síntesis, vienen a fijar las medidas necesarias para que cese dicha intromisión (Al caso, borrar las fotos) y las posibles indemnizaciones por daños y perjuicios derivados.

 

Espero que con esto quede claro cuales son los riesgos derivados de compartir imágenes por Internet sin consentimiento, y en especial, de agentes de policía, y eso sin que se haya llevado a cabo la posible reforma normativa al respecto, que indica, prohibirá la difusión de imágenes de agentes del orden realizando sus funciones propias, pero ese es otro tema que veremos otro día,

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: