Skip to content

De pornografía, Internet y sus aspectos jurídicos II: Prestadores y limitaciones sobre la difusión de contenido

27 abril, 2013

Continuando con la serie de post acerca de los aspectos jurídicos de la pornografía en Internet ,uno de las dudas más comunes es la relativa a si la emisión de contenido de adultos por Internet no tiene algún tipo de limitación al igual que pasa con la televisión.

En este sentido, la normativa no es especialmente expresa con respecto al contenido para adultos, siendo principalmente la normativa general para cualquier tipo de emisión por Internet como IPTV o similar, veamos las necesidades al respecto.

Primero, veamos cuales son las limitaciones normativas con respecto a la emisión del contenido de adultos por cualquier medio de telecomunicación, y recordemos, Internet, no deja de ser uno y por tanto, y esto es algo sumamente importante, como base a lo desarrollado a continuación, debe tener las mismas restricciones normativas fijadas para el resto de medios de telecomunicación, como son, por ejemplo, la televisión, no obstante, aunque es cierto, que de esta regulación normativa se escaparían todos los contenidos de adultos que no sean audiovisuales (Como por ejemplo, relatos o fotografías) también lo es que su peso porcentual con respecto al contenido audiovisual en Internet es minoritario, y por tanto, si bien no aplica a todo el contenido de carácter de adulto en Internet, si que lo hace a su gran mayoría.

Así, y entrando ya en materia, la normativa española contempla a través de la  Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, en su artículo 7.2 lo siguiente:

“Está prohibida la emisión en abierto de contenidos audiovisuales que puedan perjudicar seriamente el desarrollo físico, mental o moral de los menores, y en particular, programas que incluyan escenas de pornografía o violencia gratuita. El acceso condicional debe posibilitar el control parental.”

Obviamente, y como comentaba en el párrafo anterior, es una norma pensada para el sector televisivo, y por tanto, como la propia ley recoge, dirigida a nivel subjetivo a:

 “aquellos cuya responsabilidad editorial corresponde a un prestador del servicio y cuya principal finalidad es proporcionar, a través de redes de comunicaciones electrónicas, programas y contenidos con objeto de informar, entretener o educar al público en general, así como emitir comunicaciones comerciales”

La pregunta que se plantea es la siguiente, ¿cumple con estos criterios la mayoría de las webs que pueden ofertar contenido para adultos? Y desde mi punto de vista, es así, toda vez que si nos detenemos en el mencionado ámbito subjetivo, existe una responsabilidad editorial derivada de la subida y moderación de contenidos subidos por terceros a la web normalmente, que llevan a cabo prestadores de servicio audiovisual (Una web de vídeos  desde el momento en que existen vídeos que son subidas por la misma debe entenderse como tal, y no como un mero intermediador o soporte) su finalidad es proporcionar a través de redes de comunicación electrónica contenidos con el fin de entretener (Cada uno se entretiene con lo que quiere o puede) donde es posible emitir comunicaciones comerciales. De lo cual podríamos sacar la siguiente conclusión.

Desde mi punto de vista, deben estar sujetos a la limitación impuesta por el mencionado artículo 7.2 las webs de contenido de adultos que se trate de contenido audiovisual, donde exista una dirección editorial que realice la subida de dichos vídeos, susceptible de emitir contenido publicitario a través o junto a dichos vídeos siempre y cuando dicha emisión se haga en abierto.

Es decir, quedarían exentas por ejemplo las webs de pago por visión de contenidos bajo demanda, pero no una que lo haga con carácter abierto o gratuito.

No obstante, esta limitación actualmente no se está llevando a cabo, siendo de nuevo, tan sólo las cadenas de televisión con servicios web las que siguen cumpliendo con esta obligación de limitación de contenidos., generando, al menos a nivel de Internet, un perjuicio comparativo, ya que por ejemplo, los servicios de IPTV (Televisión en Streaming) dado el avance técnico y de las conexiones, es cada vez más fácil de llevar a cabo, y los medios han evolucionado con ello, de tal modo que ya casi ninguna cadena se limita a la emisión de los contenidos  secuenciados en el tiempo (Es decir, como se ha hecho siempre), sino que ahora amplían la oferta con el acceso individual e ilimitado a sus programas propios, es decir, exactamente igual que la mayor parte de las webs de contenido adulto, y con ello, el mencionado perjuicio para las cadenas.

No obstante lo anterior, es curiosos como si bien ninguna web se ve afectada por esta limitación, si que en muchos casos, cumplen con el apartado final del mismo, “El acceso condicional debe posibilitar el control parental”, es decir, habilitar la web para que entre dentro de los filtros de control parental que están desarrollados en Internet. Así, podemos encontrar en Internet listados de webs que automáticamente limitan el acceso a equipos con limitaciones de contenido para menores, e incluso, en muchos casos, aplicaciones como “Parental Filter” o similar, que reconocen a través de analítica web, páginas de contenido adulto para limitar su acceso.

Estas son, en resumen, las pocas limitaciones que encontramos en Internet acerca de los contenidos de adultos, que si bien, son perfectamente legales, deberían ampliarse las limitaciones de las cadenas de televisión al resto de webs que den usos similares a estas, pero con contenido de adultos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: