Skip to content

De los Estados Unidos y su curioso sistema de privacidad

24 septiembre, 2012

Retomo el blog tras casi un mes de de abandono, la preparación y celebración de una boda lleva muchas horas y el viaje tambien Uy! distintas obligaciones laborales me han impedido acudir a estas lineas como de costumbre.

Así recién llegado de Estados Unidos quiero dejar unas lineas acerca de las extrañezas que me produjo a nivel legal la ciudad de los rascacielos, especialmente a nivel de privacidad y telecomunicaciones, así, se trata de un post más curioso que jurídico, avisados estáis.

En este sentido, uno que es un poco freak de lo suyo, lo primero que hace al llegar a Estados Unidos es sorprenderse con su “curioso” sistema de privacidad, que si bien no es sorprendente, por que mucha de dichas cosas ya las conoces por distintas vias, si que es chocante verte tu en la situación, Estados Unidos, el pais de las libertades, parece, que sólo lo es para algunas cosas, básicamente para las que le interesan, y en este ámbito, el de la privacidad, puedes apreciar esa tan manida frase, pero no menos cierta, de la doble moral americana. Con esta premisa, comencemos con este peculiar sistema.

Lo primero que me llamo la atención, aunque esto es más que conocido es la identificación a la que te someten para la entrada al pais, desde preguntas sobre donde compraste el billete, fecha de compra, ciudad y demás, todo esto en nuestro propio pais, para etiquetarte cual prenda de ropa, etiqueta de la que dependerá tu viaje (Ya que en función de ella, te volverán a cuestionar a la llegada al pais) Una vez lo pasas, y ya llegado al pais, te hacen aquello de 4 dedos 1 dedo, 4 dedos 1 dedo y una foto, y si, te acaban de fichar en Estados Unidos!!!

Básicamente te dicen, aquí no hay privacidad porque somo Estados Unidos, si quieres bien y sino no entras, aquí mandamos nosotros.

Aceptas esta identificación (Porque se ve que los Convenios Internacionales, las transferencias de información, mi DNI y mi pasaporte no son suficientes para identificarme) y entras en USA.

Una vez en la calle, piensas que con dicha información que tienen de ti, ya es suficiente… me equivocaba, tal y como sales, y sin estar avisadas, varias cámaras graban tu llegada para el recuerdo (Para el suyo, me imagino), y aquí viene la sorpresa, al tomar el taxi, me encuentro, una webcam apuntándome al rostro!!!!, mi curiosidad me hace buscar algún tipo de información al respecto, y veo, en una esquina de la ventanilla, una pegatina que dice “Cualquier usuario de este taxi puede ser grabado” , genial, a este ritmo, en una semana en Nueva York, voy a tener más horas de grabación que en toda mi vida, ….pues tampoco me equivocaba mucho. Sigo buscando, por curiosidad, si hay algún tipo de refencia a la posibilidad de cancelación de dichas imágenes, si este taxi me informa acerca de algún derecho sobre mis datos por alguna vía… nada, absolutamente nada….

Y cuando pensaba que ya nada más me podía llamar la atención, mientras paseo por la quinta avenida, me fijo en que cada una de las farolas que nos iluminan, tienen, a que no se lo imaginan, si!, Otra cámaras que están grabando lo que sucede en la calle, más de lo mismo.

No obstante, esta falta absoluta de privacidad con respecto a tus imagenes, se ven contestadas por todo lo contrario en otros ámbitos, se ve que a Estados Unidos le interesas mucho, aunque no para todo, porque con las tarjetas de crédito/débito no te piden ningún tipo de identificación, así es, el sistema de pagos NFT, y el mero paso de la tarjeta, son completamente validos sin requisito adicional alguno, tu tienes allí el TPV, pasas tu tarjeta (O simplemente la tarjeta de alguien…) ya que en el 90% de los casos no me pidieron , ya no la clave, sino ni si quiera el DNI o similar, con la consecuente inseguridad jurídica y económica que ello supone.

Nos encontramos con otro ejemplo de la ya repetida hasta la saciedad sobre moral americana, en este caso, en el sentido de que la seguridad es tan importante, que vamos a vulnerar tu privacidad en la medida que nos sea posible (Independientemente que la misma esté justificada o no, que argumentos podemos encontrar en ambos sentidos), pero tu eres responsable de tus cosas, así que ten cuidado con tu tarjeta de crédito o móvil que no vamos a hacer nada al respecto….

Cuento esta historia, completamente verídica, para traerlo a colación con el sistema de privacidad a través de Internet estadounidense, que es exactamente lo mismo, pero a través de la red de redes, cedemos nuestros datos a las grandes compañías estadounidenses, véanse Google, Facebook o Yahoo, sin tener prácticamente derechos sobre lo cedido (O al menos eso dicen ellas), pero las mismas si que ceden datos a su gobierno en el caso de que sea necesaria, véase el reciente caso de Twitter, tal y como es en el día a día allí, a pesar de que nos extrañe y choque desde nuestra perspectiva de la privacidad europea. No digo que esté bien (Que no lo creo), pero desgraciadamente, es lo que hay

One Comment
  1. This blog post, “De los Estados Unidos y su curioso sistema de privacidad Diario
    de un E-Letrado” ended up being remarkable. I’m printing out
    a replica to present to my buddies. Regards,
    Rogelio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: